viernes, 4 de abril de 2014

Estrofas de dudas.

¿Por qué no te alejas? 

Varias veces me has preguntado eso, muchas han sido jugando, bromas entre nosotros, muy comunes y muy de nuestra amistad. 

Hay días como hoy que siento vacíos en nosotros, quizá nunca debimos llegar tan lejos pero ya está, ya cruzamos una gran línea y eso suele confundirme en variadas ocasiones. ¿Qué quieres?, ¿qué esperas?, ¿qué deseas?, ¿qué te asusta? Sé con certeza que no conozco tus sentimientos pero me dan muchas ganas de descubrirlos todos, sobre todo los que tienen que ver con los recientes cuatro meses. 

No estamos hechos para estar juntos pero ¿por qué no intentarlo? sólo porque no nació del primer flechazo, de la sensación que te deja sin aliento, del arrebato de robar un beso. ¿No puede nacer de la tranquilidad de los días?, ¿de los constantes cuidados, de las largas caminatas, de las aventuras diarias, de las miradas sinceras, de nuestras palabras, de los besos, de las llamadas, de nuestros abrazos? ¿no puede nacer de esa forma?. 

No somos pero estamos, no tenemos título pero parecemos, no hay motivos pero nos apegamos más, no entiendo pero me tocas, no pretendes pero me besas, no deseas pero respiras en mi cuello. No quieres pero te esfuerzas por aparecer todos los días. No te entiendo y aún así me gustaría intentarlo.